domingo, 25 de agosto de 2019

Madrid en Moto - motoristas en Madrid

En Madrid ya no caben más coches. Únete a nosotros y pásate a un vehículo más ágil y menos contaminante.

El futuro de la movilidad pasa por la moto. Los motoristas debemos ganarnos nuestro sitio en la ciudad.

Publicidad

Chorlitos, abstenerse

Chorlitos, abstenerse

20 octubre 2009

Interesante artículo del periodista Eduardo San Martín, para la revista de la DGT, sobre la moto y los conductores "mayores". Reflexiona sobre la importancia de la madurez para una conducción segura, y explica la conducción defensiva, algo que ciclistas y motoristas conocemos bien.

Reproduzco el texto y pongo el enlace al artículo:

Voy a aprovechar la invitación que se me hace desde estas páginas para, contraviniendo las reglas de la buena hospitalidad, formular a mis anfitriones una propuesta comprometida; la de que se eleve la edad para obtener  el permiso de conducir motocicletas más allá de los treinta años. ¿Hablo en serio? Bueno, no completamente en broma. Tal vez en las líneas siguientes alguien encuentre un sentido a una proposición tan extravagante en apariencia.

Descubrí la conducción de motos en la madurez. Eso, siendo generosos. Para totalmente ser sinceros, lo hice casi en una edad provecta. Y no lo lamento. Gracias a ese descubrimiento literalmente crepuscular me he ahorrado un sinfín de riesgos. A medida que voy avanzando en una experiencia que me apasiona cada vez con mayor intensidad -ya saben, la sensación de libertad y todo eso- me afirmo en la convicción de que conducir una motocicleta es un ejercicio para adultos. Para muy adultos.

La moto es una caballería demasiado excitante para alguien que aún no ha desarrollado plenamente el sentido del riesgo. Y que está convencido de que la proximidad al peligro, pobre imbécil, le hace más hombre. O más mujer. Conservo muy vivas en mi memoria algunas imágenes espeluznantes de mis primeros años a bordo de ulna modesta 125, y luego de una 250, por los carriles de la huerta murciana. Adolescentes, y no tanto, me pasaban como rayos a lomos de ciclomotores trucados, sin casco, apagadas las luces en la noche y con un pie arrastrando por las acequias vecinas. Y asociaba esas imágenes a las cifras de accidentes fatales da cada madrugada.

Se trataba de experiencias extremas, sin duda. Pero a lo largo del tiempo he ido comprobando que, tras el brochazo de unos trazos bastanle gruesos, se encontraba el dibujo de un comportamiento muy habitual. No tan excesivo, pero igualmente peligroso y arriesgado. Parafraseando a no recuerdo quién, la moto es una cabalgadura demasiado seria como para dejarla en manos de chorlitos.

Cuando preparaba mi examen teórico para obtener el permiso de conducir motocicletas de 125 cc, ya en mis cincuenta, se me quedó grabado un consejo que se expresaba en los manuales correspondientes y que he procurado seguirlo casi al pie de la letra. Se trata de practicar con las motos lo que esos textos denominaban "conducción defensiva". ¿En qué consiste? En comportarse sobre la motocicleta como si los demás conductores, especialmente los de automóviles, no fueran a cumplir las reglas. Por ejemplo: pensar que, aunque yo tengo la preferencia en un cruce, el conductor situado a mi derecha no me va a ceder el paso; o que alguien se va a saltar un semáforo o no va a respetar un stop. Es un consejo que apela, naturalmente, a la madurez de un conductor mucho más vulnerable que los demás. Se trata de ceder un derecho hipotético en beneficio de la seguridad propia. Dudo mucho de que un buen número de fogosos motociclistas juveniles atiendan a tal recomendación. Por eso, parafraseando el dicho famoso, es muy probable que en los cementerios españoles yazcan muchos jóvenes moteros que tenian preferencia de paso.

  • Puntúe este artículo:
    2.4

Etiquetas

seguridad vial (21) formación (8) accidentes (6) aparcamiento (6) ayuntamiento (4) eventos (4) MMM (4) multas (3) lluvia (3) Madrid (3) DGT (3) Barcelona (3) carnet A2 (2) autoescuela (2) Alicia Sornosa (2) educación vial (2) climatología (2) fiesta (2) manifestación (2) quedada (2) quitamiedos (2) RACC (2) ruta nocturna (2) seguridad (1) absurdo (1) radares (1) seguridad vial motos (1) siniestralidad (1) siniestros (1) subvenciones (1) suciedad (1) tiendas (1) Triumph (1) velocidad (1) verano (1) viajeros (1) vial (1) violencia vial (1) visibilidad (1) vuelta al mundo (1) Zaragoza (1) espejo retrovisor (1) Madrid centro (1) mantenimiento (1) financiación (1) madurez (1) mal tiempo (1) frenada (1) frío (1) Guardia Civil (1) hielo (1) Honda (1) humor (1) imprudencia (1) infancia (1) Inglaterra (1) nieve (1) niños (1) normativa (1) palomas (1) películas (1) plan prevención (1) policía (1) policía autonómica (1) prensa (1) préstamo moto (1) publicidad (1) MotoMadrid (1) motoristas (1) motoristas con bigote (1) motos (1) motos clásicas (1) movilidad (1) multa (1) compras (1) Comunidad de Madrid (1) conducción defensiva (1) conducción segura (1) consejos de conducción (1) curso de pilotaje (1) Dainese (1) delito (1) estadísticas (1) exceso velocidad (1) ferias (1) Distinguished Gentleman’s Ride (1) badenes (1) AMM (1) aceras (1) adelantamiento (1) aventuras (1) ayudas (1) carnet conducir (1) carnet moto (1) chaleco refrescante (1) chicles (1) cine (1) barreras (1) batería (1) calor (1)
Back To Top